Almahuar: El emprendimiento vitivinícola de un Hurlinghense

Julio Ramón Medina es vecino de Hurlingham y hace tres años lanzó al mercado una etiqueta de vino.

Lo que empezó como un proyecto que buscaba darle mayor sentido a la explotación viñatera que llevaba adelante unos años antes, despuntó el sueño de iniciar un proyecto productivo con alcance nacional.

Julio Ramón Medina nos cuenta que Almahuar está en el mercado con tres líneas bien diferenciadas en su proceso:

Línea Jóven: Vinos de carácter frutal, sin paso por madera, lo que permite que tanto su aroma como su sabor representen al natural el carácter de cada cepa. En esta línea encontramos Malbec, Cabernet Sauvignon, Blend (Malbec/Cabernet), Torrontés, y Malbec Rosado.

Línea Reserva: Estos vinos cuentan con un estacionamiento en barrica de roble francés y americano de 12 meses, y dotan de distintos caracteres a sus vinos. Son vinos distintos, donde la mística del roble no aplaca la cepa que cobijó. Los vinos que componen esta línea son: Malbec y Cabernet Sauvginon del 2013, y Bonarda y Tempranillo de 2014.

Línea Bag in Box: Almahuar se posicionó como una de las primeras bodegas en relanzar este packaging, que consta de una bolsa plástica que contiene tres litros de vino al vacío, que se expende con una canilla hermética, y todo ello dentro de una caja. Este sistema que no altera el vino, permite que sea servido a lo largo de 2 meses sin que se produzca su oxigenación.

Le preguntamos a Julio que se espera de Almahuar, y nos cuenta que el objetivo en lo personal es que este proyecto se convierta en un representante de unión, en todos los sentidos. Desde que inició ha visto como todas las personas que han participado de este emprendimiento han compartido sus conocimientos, su tiempo, su experiencia y esperanza, en aras de que Almahuar pueda colocarse en las preferencias de la gente. En lo comercial, es el deseo de Julio que este vino invite al disfrute personal y sea el elegido para homenajear a los amigos y a la vida.

¿POR QUÉ «ALMAHUAR»?

Julio Medina explica el nombre elegido de su emprendimiento vitivinícola y su relación con la leyenda de Hunuc Huar, rescatada de la tradición oral originado en la cultura huarpe de Mendoza y San Juan.

Medina cuenta que la uva para ser la base de un vino rico, necesita en su maduración, mucha amplitud térmica, el calor del día y el frío de la noche, de la unión de ambos conceptos surge un buen vino. Siendo este el precepto principal de la elaboración de Almahuar, se hizo presente de inmediato la leyenda de Huar, la primera de las Huarpes, que a pedido de Hunuc el primer hombre, fue concebida en un eclipse de Sol y de Luna. De ahí que nuestro vino, creemos, tiene el Alma de Huar.

LEYENDA HUNUC HUAR

Hunuc fue el primer poblador de los territorios de Cuyo, era hijo de la montaña y el sol y se sentía un privilegiado por poder disfrutar de su existencia en ese paraíso terrenal aunque un fuerte deseo le carcomía el corazón; la necesidad de ser amado por alguien. Comenzó a hablar con los animales de la zona sobre esto y el consejo más sabio que recibió fue el del guanaco, el cual le dijo que si deseaba compañía habría de pensar en una hembra que le serviría para tener crías como lo hacían los animales y no estar solo, en esa época en todo el mundo conocido el era el único habitante junto a sus animales y no había ninguna mujer así que decidió hablar con sus padres.Tras una larga y agotadora escalada subió a la cima del cerro Mercedario en donde el viento Zonda, que llegó allí con ayuda de Xumuc el sol, le sopló en forma de susurro que si quería hablar con su madre la montaña debía escalar hasta la cima del Aconcagua y desde allí pedirle al cóndor milenario que le permita subir hasta la precordillera montado sobre este. Después de haber hecho esto Hunuc invocó a la mulánima, para que llame a su madre montaña que habitaba la precordillera; Hunuc le contó todo a ella y esta le dijo que para que nazca la primera mujer (axe), Xumuc el sol y Chuma la luna debían fundirse en un eclipse de sol y que Hunuc accediese a menguar su vida diez años, solo de este modo nacería.Hunuc aceptó de buena manera el sacrificio que debía hacer en pos del amor y de este modo nació Huar la primera axe en la tierra.Hunuc al conocerla quedó perdidamente enamorado y juró darle amor eterno, ella también se enamoró de él y juntos llevaron la alegría al mundo.Muchos años después sucedieron un milagro y una tragedia: Huar se quedó embarazada pero Xumuc el sol al enterarse de que Huar la axe estaba embarazada de Hunuc entró repentinamente en cólera y obligó a Hunuc y a Huar a decidir entre la vida de estos o la de su hijo. Ellos decidieron que su hijo viviese y morir por el amor que sentían hacia su futuro hijo, fue así como un día Huar dio a luz a su primer hijo Huarpe y luego de enseñarle junto a Hunuc a adorar a la montaña y al sol se despidieron de su hijo y se abrazaron en una zona desierta hasta que la parca los hizo suyos.El pequeño Huarpe creció y la luna Chuma y el sol Xumuc se apiadaron de este y le enviaron una mujer hija de la luna y de Venus, de este modo nació la primera axe Huarpe y con esta pareja nació la etnia Huarpe, más tarde la montaña al saber que el alma de Hunuc se había unido a la de Huar en una sola convenció al sol Xumuc para que convierta a Hunuc y a Huar en el dios de sus hijos los Huarpes.

Xumuc arrepentido de haber decidido que estos mueran lloró y sus lágrimas dieron forma a las lagunas de Guanacache que fueron aprovechadas por los Huarpes como lugar sagrado.Hunuc y Huar subieron a lo alto de la precordillera y sus almas se metamorfosearon finalmente en el dios Hunuc Huar protector de sus hijos los Huarpes.